CATALÀ | CASTELLANO

El web del libro electrónico

Buscador de libros
Autor   Título   ISBN  
Verdaguer i Santaló, Jacint (1845 - 1902)


Jacint Verdaguer y Santaló (Folgueroles, 17 de mayo de 1845 - Vallvidrera, 10 de junio de 1902) es uno de los más grandes poetas que han dado las letras catalanas, y el máximo exponente del Renacimiento. El obispo Josep Torras i Bages lo calificó de Príncipe de los poetas catalanes. También se conoce en Jacint Verdaguer como Mossèn Cinto Verdaguer, por ser sacerdote.

Fue el quinto hijo de ocho, de los cuales sólo sobrevivieron tres. A los 13 años ingresó en el Seminario de Vic.. En aquella época, y más en una familia profundamente religiosa como la de Verdaguer, era costumbre inducir a los hijos que ingresaran en la iglesia apostólica, pues les aseguraba una profesión para el futuro próximo. Sin embargo, en 1859 escapó del seminario y de su casa para hacer de soldado, ya que le gustaba mucho el armamento militar (arreglaba pistolas y fusiles), pero después de encontrarlo en Figueres reemprendió su carrera de sacerdote el seminario.

Poco a poco, el joven Verdaguer conociendo los clásicos que le enseñan en el seminario y los escritores del romanticismo, y al mismo tiempo, en parte gracias a su amigo Jaume Collell, comienza a frecuentar los clubes de alterne de Vic, en especial el Círculo Lactari y las reuniones de los estudiantes universitarios en volver a Vic. Mientras continúa estudiando, y haciendo de maestro y de labrador, empieza a escribir numerosos poemas, así como a recoger canciones populares. De esta época quedan los poemas con un componente amoroso más marcado. De hecho no fueron publicados hasta el 1925, 23 años después de su muerte, bajo el título de juveniles. El mismo Verdaguer los escondía en una viga de su cuarto por miedo a que alguien pudiera leerlos, pues no eran poemas que correspondieran a su condición de sacerdote.

En 1864 concursa por primera vez los Juegos Florales, pero pasa totalmente desapercibido. En cambio, el año siguiente, vuelve a participar en los Juegos Florales de Barcelona con cuatro composiciones, y dos de ellas son premiadas. Al ir a recoger los premios comenzó la leyenda del joven poeta, pues se presentó vestido con la indumentaria típica del campesinado: ropa de pana y barretina roja. Es seguramente esta imagen la que se ha convertido más sintomática de él, pues representaba la nobleza y la capacidad cultural del pueblo catalán, en especial en el mundo rural, dos de los pilares básicos del movimiento ideológico de la Renaixença. Es también en esta época cuando se produce un retraso en sus estudios: suspende Teología en el Seminario. Al año siguiente vuelve a ganar dos premios en los mismos Juegos Florales.


Ordenación sacerdotal

El 24 de septiembre de 1870 es ordenado sacerdote en Vic y en octubre de ese mismo año, canta su primera misa en la ermita de San Jorge. Poco después es nombrado vicario de Vinyoles d'Orís, donde vive un duro episodio relacionado con la Tercera Guerra Carlista: su rector, carlista radical convencido, marcha con una partida carlista y Verdaguer se encuentra en medio de un enfrentamiento entre carlistas y liberales, en el que su vida corre peligro. A los 28 años entra de cura a la Compañía Transatlántica porque le habían recomendado para su salud el clima marítimo, y el año siguiente embarca a Cádiz rumbo a La Habana. Finalmente se establece en Barcelona, ​​como capellán de la familia del marqués de Comillas, dueño de la compañía que lo había contratado. A los 32 años, el jurado de los Juegos Florales le concede el premio extraordinario de la Diputación de Barcelona por el poema La Atlántida. Es la consagración de Verdaguer como poeta.

En 1880, por haber ganado tres primeros premios en los Juegos Florales, es proclamado Maestro en Gai Saber. Ese mismo año publica el libro Montserrat. A los 39 años viaja a París, Suiza, Alemania y Rusia. El 21 de marzo de 1886, a los 41 años, el obispo Morgades lo corona como Poeta de Cataluña en el Monasterio de Ripoll. Publica gran poema Canigó en 1885 y realiza un viaje de peregrinación a Tierra Santa.


Etapa mística

Es después de este viaje que detiene su producción literaria y se dedica a otras actividades poco ortodoxas, una de las cuales es la práctica de exorcismos. A menudo se ha comentado que aparte del ejercicio de exorcismos, actividades que son conocidas por haberse guardado textos sobre ellos, también había una animadversión hacia las actividades del marqués de Comillas. Como cristiano no podía aceptar el comercio de esclavos que realizaba el empresario cántabro, por lo que empieza a repartir abundantes dinero de la familia entre los pobres. Debido a este y otros escándalos, el marqués de Comillas rompe las relaciones con él e incluso en 1895 le prohíben ejercer de sacerdote. Él se defiende con una serie de artículos en los periódicos titulados En defensa propia. Comienza entonces su exilio de Barcelona, ​​y se destinado al santuario de la Gleva, en su Osona natal.


Muerte

Plaza de la calle de Mossèn Cinto Verdaguer en Canet de Mar, Maresme.

El día 17 de mayo de 1902, a los 57 años, se traslada del número 235 de la calle Aragón de Barcelona donde vivía, en la finca conocida como Villa Joana, de Vallvidrera (Barcelona), donde espera hacer una convalecencia de tuberculosis. El 10 de junio muere en la Villa Juana. Actualmente, la finca, convertida en Museo, se puede visitar.

El entierro de Jacint Verdaguer fue uno de los más multitudinarios que se recordaba en Barcelona hasta entonces. Además, su legado se manifiesta en algunos de los poemas y canciones más populares de la cultura catalana, como El emigrante o el Virolai de Montserrat.


Hitos cronológicos

Los padres de mosén Jacinto Verdaguer fueron: Josep Verdaguer i Ordeix (Tavèrnoles, 1817-Folgueroles, 1876) y Josefa Santaló y Planes (Folgueroles, 1819-1871). Jacinto fue el tercer hijo de los ocho que tuvo el matrimonio, de los cuales sólo sobrevivieron tres.

    
1858 (13 años): Ingresa en el Seminario de Vic. Hasta ingresar en el Seminario hace la vida de los otros chicos del pueblo. Las anécdotas que se cuentan demuestran que destaca de los demás niños por su inteligencia, sagacidad y valentía, ayudado por su complexión atlética. Muestra un sentimiento piadoso normalmente equilibrado, sin que, sin embargo, se viera una inclinación marcadamente religiosa, esta vocación, se la encomienda a su madre, muy devota, y que siempre ejerció una influencia muy grande en él.
    
1863 (18 años): Entra en Can Tona, mientras sigue estudiando, para hacer de maestro de los niños de la masía y de campo. Can Tona pertenece al término de Sant Martí de Riudeperes, hoy Calldetenes.
    
1864 (19 años): Participa por primera vez en los Juegos Florales sin ganar, pero, ningún premio.
    
1865 (20 años): Toma parte en los Juegos Florales de Barcelona, ​​y gana cuatro premios.
    
1866 (21 años): Gana dos premios a los mismos Juegos Florales.
    
1870 (25 años): Es ordenado sacerdote por el obispo Luis Jordán el 24 de septiembre en Vic. En octubre de ese año canta su primera Misa en la ermita de San Jorge. Al día siguiente celebra la segunda Misa en la ermita de Sant Francesc, muy próxima a Vic..
    
1871 (26 años): Su madre muere el 17 de enero a los 52 años. El día 1 de septiembre es nombrado coadjutor de Vinyoles d'Orís y tres días después toma posesión.
    
1873 (28 años): Publica la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. Deja Vinyoles d'Orís por cuestiones de salud y se va a Vic. Hace una excursión al Rosellón y contempla el Canigó, parece que por primera vez. Entra de capellán en la Compañía Transatlántica el mes de diciembre.
    
1876 ​​(31 años): El 8 de septiembre muere su padre, a los 65 años. En el barco "Ciudad Condal", de regreso de Cuba, acaba el poema de La Atlántida. En noviembre entra de cura limosnero en casa del marqués de Comillas.
    
1877 (32 años): El jurado de los Juegos Florales le concede el premio extraordinario de la Diputación de Barcelona por el poema La Atlántida. Es la consagración de Verdaguer.
    
1878 (33 años): Viaje a Roma. El Santo Padre León XIII lo recibe y le habla de su poema La Atlántida.
    
1880 (35 años): Por haber ganado los tres premios exigidos por el Consistorio de los Juegos Florales, es proclamado Maestro en Gai Saber. Ese mismo año publica el libro Montserrat.
    
1883 (38 años): Oda a Barcelona. El Ayuntamiento de esta ciudad hace una tirada de cien mil ejemplares.
    
1886 (41 años): El 21 de marzo, el obispo Morgades lo corona como Poeta de Cataluña, el Monasterio de Ripoll. Se publica el gran poema de la reconquista Canigó. Realiza un viaje de peregrinación a Tierra Santa.
    
1893 (48 años): Deja el cargo de limosnero del palacio del marqués de Comillas. Se acaba la publicación de la trilogía Jesús Niño. Se instala en el santuario de la Gleva.
    
1894 (49 años): Aparecen los libros Roser de todo el año y Voces del buen pastor. El 31 de marzo deja el santuario de la Gleva.
    
1902 (57 años): El 17 de mayo se traslada de la calle Aragón, de Barcelona, ​​donde vivía, en la Villa Joana, la finca de Vallvidrera, donde espera hacer una convalecencia. Este día cumple 57 años. Allí muere el día 10 de junio a las 17:50 h.


Obra literaria

Entre sus obras cabe destacar:

    
La Atlántida (1876), que fue traducida a muchas lenguas, entre ellas el francés (por su amigo rosellonés Justicia Pepratx). Su amigo irlandés y poeta en lengua occitana William Bonaparte-Wyse inició a hacer la traducción de La Atlántida al inglés, aunque todo parece indicar que nunca fue publicada.
    
Idilios y cantos místicos (1879).
    
Oda a Barcelona (1883).
    
Canigó (1886).
    
Montserrat (1889).


Reconocimientos

Monumento a Verdaguer, en el cruce de la Avenida Diagonal y el Paseo de San Juan
Escultura dedicada a Jacint Verdaguer en la cima de la Virgen del Monte

Una muestra de su popularidad es que es una de las personalidades históricas que da nombre a más calles en toda Cataluña.

La ciudad de Barcelona se erigió un monumento, situado en el cruce de la Avenida Diagonal y el Paseo de San Juan, edificado entre 1914 y 1924 por el arquitecto Josep Maria Pericas y los escultores Joan Borrell i Nicolau, Miguel Oslé y Luciano Oslé. Verdaguer también ha dado nombre a estaciones de metro en Barcelona y en Palma

El 21 de octubre de 1952 se inauguró un mirador llamado de mosén Cinto, cerca de la cima de Sant Jeroni, en Montserrat. El Pico Verdaguer, cercano a la Pica d'Estats, fue bautizado en 1983 en su honor. Tiene una escultura dedicada a la cima de la Virgen del Monte.


Curiosidades

Analogías entre La Atlántida y la iconografía de los Pabellones Güell

Gaudí, gran admirador de Verdaguer, utilizó su poema La Atlántida como motivo para la composición de los Pabellones Güell. Eusebi Güell i Bacigalupi se había casado con Isabel López y Bru, hija del Marqués de Comillas a quien había sido dedicado el poema épico, por lo que convino con Gaudí que en las fincas de Pedralbes, donde a menudo iban a pasear las dos familias , se debía incluir los temas mitológicos citados en el poema. Así pues, a la entrada podemos ver la enorme dragón de forja que en el poema protege las hijas de Atlas y el árbol de los frutos de oro, situado encima de la pilastra adyacente.

Tal como Verdaguer insinuaba en la dedicatoria del poema, se hacía un paralelismo entre el marqués de Comillas y Hércules o Heracles, pues los frutos de oro que el héroe recogía en La Atlántida se asimilaban a los negocios que Antonio López realizaba en América.

Si uno se fija en la inicial de los Güell que hay bajo el árbol de los frutos de oro, captará que entre su trazo hay ramas de Englantina, premio concedido justamente a Verdaguer por La Atlántida.
Contacto  |  Aviso legal  |  Copyright Buscolibro.com