CATALÀ | CASTELLANO

El web del libro electrónico

Buscador de libros
Autor   Título   ISBN  
Bertrana i Comte, Prudenci (1867 - 1941)


Prudenci Bertrana Conde (Tordera, 17 de enero de 1867 - Barcelona, ​​21 de noviembre de 1941), escritor modernista, conocido sobre todo por su novela Josafat (1906).

Prudenci Bertrana, hijo de José Bertrana, un propietario rural de ideología carlista, pasó una infancia itinerante siguiendo las aventuras bélicas, durante la Tercera guerra carlista, de su padre junto con su madre.

Estudió el bachillerato en Girona y, siguiendo la voluntad paterna, comenzó los estudios de ingeniería industrial. Pero el primer año fracasó y el segundo ya no llegó ni a matricularse. En cambio, se decantó por la pintura y se matriculó en la Lonja. Fue en ese período que se casó con Nieves Salazar, con quien tuvo cuatro hijos (una de sus hijas, Aurora Bertrana, también se convirtió en escritora).

En 1899 Prudenci Bertrana escribió su primera novela, Violeta, que se ha conservado inédita. Abandonó la pintura y en 1902 entró en la redacción de la revista Vida. Bertrana se publicó comentarios sobre arte, prosas poéticas y cuentos, como El zorro, un relato rural. Participó en la renovación de la vida cultural gerundense, especialmente en la organización de los Juegos Florales. En 1903 publicó Tarde. Una parte de la obra temprana fue recogida en Crisàlides (1907). En 1906 publicó Josafat, la novela que consagró como escritor.

Con Náufragos (1907) Prudenci Bertrana ganó el primer premio del concurso de novela de la Biblioteca del Pueblo Catalán.

La publicación de la novela Josafat y sus actividades políticas al lado del nacionalismo republicano fueron motivos de escándalo.

En 1908 demandaron a Barcelona para pronunciar una conferencia en la Asociación Nacionalista Catalana: "De las bellezas de la Naturaleza y mi gozo", con la que propuso una actitud antiintelectual totalmente enfrentada con el Novecentismo. De esta conferencia salieron las Prosas bárbaras (1910) (Premio extraordinario de los Juegos Florales de Barcelona).

Fue a vivir a Barcelona, ​​donde dirigió, con un sueldo miserable y en condiciones de trabajo precarias, L'Esquella de la Torratxa y La Campana de Gracia, y colaboró ​​esporádicamente en El Pueblo Catalán y Iberia. Vivió un período de marginación, desplazado, como muchos otros modernistas, por la intelectualidad novecentista. Sin embargo, Bertrana publicó en este periodo fuerza recopilaciones de cuentos: La gallina viuda y otros cuentos (1905), Los héroes (1920, premio Concepció Rabell en 1922), Mi amigo Pellini y otros cuentos (1923), La balsa roja (1923), El deseo de pecar (1924) y El órgano del diputado (1924).

Colaboró ​​asiduamente en La Veu de Catalunya. Compaginó estas actividades con la plaza de profesor de dibujo y pintura de la Escuela del Bosque, del Ayuntamiento de Barcelona. Cuando, tras una larga polémica en torno a la novela, retomó este género, lo hizo con Yo! Memorias de un médico filósofo (1925). En 1929 publicó Tieta Claudina.

La verdadera revisión de su propia trayectoria biográfica vendrá con la trilogía Entre la tierra y las nubes, integrada por El heredero (1931), con el que ganó el premio Crexells, El vagabundo (1933) y El impenitente (1948) . En 1933 ganó el Premio Fastenrath por la obra El Despedida de Teresa.

Murió en 1941 en Barcelona. A partir de 1968, por suscripción popular, se organizó en Girona el reparto del premio de novela que lleva su nombre y que se ha convertido en uno de los más prestigiosos del género.
Contacto  |  Aviso legal  |  Copyright Buscolibro.com