CATALÀ | CASTELLANO

El web del libro electrónico

Buscador de libros
Autor   Título   ISBN  
Català, Victor (1869 - 1966)


Caterina Albert i Paradís (L'Escala, 1869-1966) conocida con el sobrenombre de Víctor Català fue una escritora catalana que participó en el movimiento del Modernismo y fue autora de una de sus obras literarias fundamentales, la novela Soledad , en 1905. El premio en los Juegos Florales de 1898 representó el primer reconocimiento de su capacidad literaria. No tardaría mucho tiempo en utilizar el seudónimo de Víctor Catalán, nombre del protagonista de una novela suya inacabada. A pesar del entusiasmo que manifestó por el mundo del teatro y sus inicios poéticos, el género que dominó mejor es el narrativo. La fuerza de su estilo y la gran riqueza léxica son elementos definitorios del conjunto de su obra. Ya de mayor, recibió el homenaje de los escritores catalanes. Murió en su pueblo natal en 1966.

Primeros años, el Modernismo

Inició su carrera literaria, muy joven, colaborando en el Almanach de l'Esquella de la Torratxa. En esta publicación de carácter satírico se publicó sus primeros textos-poemas de temática amorosa-entre 1897 y 1900 bajo el seudónimo de Virgilio de Alacseal.

Es el cambio de siglo, también, en 1898, que se presenta en los Juegos Florales de Olot con el poema "Lo libro nuevo" y el monólogo "La infanticida". Ambas obras le fueron premiadas. Con el monólogo, sin embargo, la escritora tuvo un gran disgusto, ya que el jurado de aquel certamen se escandalizó cuando supo que detrás de esa pieza de teatro, tan punzante por su temática, había una joven escritora de L'Escala. A partir de ese hecho, Caterina Albert se escondió detrás del pseudónimo Víctor Catalán, que tomó de un personaje de la novela "cáliz de amargura", que en aquel momento estaba escribiendo. Todas las obras que publicó a lo largo de su vida las firmó con el seudónimo.

El primer libro que sacó a la luz fue el poemario Lo canto de los meses (1901) gracias al matrimonio formado por Josefa Carcasa y Miquel Sitjar. Ellos fueron los que descubrieron su vocación literaria y los que la empujaron a publicar a la Tipología de L'Avenç. Entonces, sin embargo, Caterina Albert también tenía otra vocación: la artística. Dibujaba, pintaba y esculpía. Desgraciadamente, sin embargo, nunca llegó a llevar esta faceta de su vida en el terreno profesional. De su obra, únicamente se hizo una exposición en el Círculo Artístico de Sant Lluc en diciembre de 1955.

Joaquim Folch i Torres, gran amigo suyo, fue una de las personas que la promovió. Parece que cuando comenzó su trayectoria como escritora profesional dejó de lado la artística. En 1901 también publicó su único recopilación de monólogos, en vida,: 4 Monólogos en la Tipología del Avance. A partir de entonces, también, inició su colaboración literaria en la revista modernista Juventud (1900-1906). Esta publicación le proporcionó una plataforma para darse a conocer al público lector y, por tanto, para proyectarse como escritora. Aquí, escribió sus primeros "dramas rurales", es decir, aquellos cuentos más negros y punzantes de su narrativa. En 1902, es cuando los recoge en el libro titulado Dramas rurales y cuando el misterio de su seudónimo empieza a ser conocido. De la angustia que le produce este hecho habla en su relación epistolar con Narcís Oller, uno de sus maestros, y con Joan Maragall, otro maestro. Con el seudónimo puede escribir lo que le place más, sin que su literatura tenga que tener un límite moral. Si no se puede esconder detrás Víctor Catalán, por tanto, las críticas volverán a surgir, ya que la sociedad del momento no veía con buenos ojos que una mujer escribiera y que lo hiciera sobre aquellos temas.

En 1902 recibe las primeras críticas por el hecho de escribir sobre el aspecto más oscuro de la condición humana. Posteriormente, publica otro libro de cuentos, Sombrías (1904) en L'Avenç y su segundo poemario, Libro Blanco (1905) en la editorial de Francesc Matheu, Ilustración Catalana. En las revistas de Matheu, Ilustración Catalana (1903-1917) y Catalana (1918-1921), dará a conocer aquellas narraciones menos dramáticas y algunos poemas.

Entre 1904 y 1905 saca a la luz la novela Soledad en el folleto de la revista Juventud. En 1905, la Biblioteca Juventud publica la novela en forma de libro y Víctor Catalán obtiene un gran reconocimiento. A partir de entonces, se consagra como escritora. Posteriormente, publica la recopilación de narraciones Cantos vivos (1907) en la Biblioteca Juventud e inicia su primer silencio literario, debido al novecentismo.


Segunda etapa (a partir de 1907)

En 1926, cuando el novecentismo ya está liquidado, intenta introducirse en el panorama literario del momento con la publicación de su segunda y última novela, Un filme. Anteriormente, en 1920, también saca a la luz la recopilación de narraciones La Madre Ballena, donde encontramos una cierta evolución en su estética literaria. En esta última obra, ya no plasma, únicamente, el aspecto más sombrío de la vida. A lo largo de su carrera literaria, también estuvo vinculada a los Juegos Florales de Barcelona. En 1917, los presidió. Además de su vinculación con esta corporación, también tuvo relación con la Academia de la Lengua Catalana, de donde fue miembro en 1915, y con la Academia de las Buenas Letras de Barcelona, ​​de donde fue miembro desde el 1923. En 1924 ganó el segundo accésit a la Englantina de oro en los Juegos Florales de Barcelona con el poema Caballos del puerto. Tampoco debemos olvidar su labor como folclorista y como arqueóloga (fue recogiendo y clasificando varias romanalles los griegos y romanos en Empúries). Con la guerra civil, encontramos su segundo silencio literario.


Posguerra

No será hasta el 1944, que sacará a la luz otra obra. En este caso, será su primer libro de narraciones en castellano: Retablo (1944). Dos años más tarde, publicará una recopilación de prosas literarias sobre temas domésticos, "Mosaico" (1946) en la editorial Dalmau, su, será la primera obra que retomará las ediciones en catalán de esta empresa. Pocos años más tarde, iniciará una relación profesional prolífica con la editorial Selecta, donde publicará "Vida Molienda" (1950) y "Jubileo" (1951), sus últimos libros de narraciones, y sus "Obras Completas" (1951, 1972). Tras su muerte, Selecta irá reeditando su obra.


Obra literaria

La vida literaria de Víctor Catalán se podría dividir en tres etapas:

    
Modernismo
        
"El canto de los meses" (1901), poemario.
        
"Libro Blanco-Policromía-Tríptico" (1905), poemario.
        
"Cuatro monólogos" (1901), recopilación de monólogos.
        
"Dramas rurales" (1902), recopilación de cuentos.
        
"Sombrías" (1904), recopilación de cuentos.
        
"Cantos Vivos" (1907), recopilación de cuentos.
        
"Soledad" (1905), novela.
    
Segunda etapa, de 1907 hasta la guerra civil
        
"La Madre-Ballena" (1920), recopilación de cuentos.
        
"Un filme 3.000 metros (1926), novela.
        
"Marines" (1928), antología.
        
"Contraluces" (1930), recopilación de cuentos.
    
Posguerra
        
"Retablo" (1944), recopilación de cuentos en castellano.
        
"Mosaico" (1946), prosas literarias.
        
"Vida molienda" (1950), recopilación de cuentos.
        
"Jubileo" (1951), recopilación de cuentos.
        
"Obras Completas" (1951).
        
"Obras Completas" (????).

Dentro del periodo del modernismo, y también de toda su obra literaria, cabe destacar la obra mencionada anteriormente Soledad, la que se inserta claramente en el Modernismo catalán. Su protagonista, Mila, es el ejemplo de una mujer que lucha contra su entorno social y buscar su propia individualidad. La obra fue premiada en 1909 con el premio Fastenrath y fue traducida a varias lenguas.
Contacto  |  Aviso legal  |  Copyright Buscolibro.com